1689 Views |  10

un nuevo corazón x @crommatica

Cómo procesar que dejamos atrás relaciones –

 

No sé si les pasa que es como ah yia que lata, pero voy a pasar por esto: Terminar una relación es una lata amiques, pero aquí estamos, lxs que hemos llorado, rogado (a veces mucho) nos hemos enojado, frustrado y que con el tiempo aprendimos a saber cuándo irnos en calma.

Y es que, terminar una relación es detener la producción de feniletalmina en nuestro organismo. Esta es una sustancia química, que te da la sensación de estar drogado o mejor dicho, sentirse enamorado, que si, va en declive con el paso del tiempo, pero nos mantiene en un espacio seguro, en nuestro cuerpo, pero también en nuestras almas ¿saben? Creo que, si lo has sentido, sabes que dejar atrás una relación, es complejo.

Nadie tiene el manual, ni los 5 tips que debes seguir al enfrentarte a una ruptura amorosa, pero aquí les planteamos sentires que a veces experimentamos; el hecho de leerlo ya es un alivio pal’ corazón, saber no eres el unicx que sufre, estamos juntxs en esto y nos equivocamos, nos duele, pero seguimos.

Ocurre que al terminar una relación, tendemos a idealizar a la persona y a la relación que establecimos con ella. No sé por qué, pero mágicamente olía mas rico de lo que era, y su carita era mas bonita de lo que pensábamos, pero queridx, eso es tu cuerpo tratando de volver a tener esa sensación de la que hablaba al principio, ¿Cómo siento de nuevo esto, si ya no está? No está amika, entonces, si te encuentras en condiciones, por mas que duela, muévete, anda a caminar, anda a esa salida que te están invitando tus amigxs. Salir de ese estado de letargo y cuestionamiento infinito, ayuda un poquito al proceso, duele la piel pero ayuda. Por qué si es real que todos hablan tips para mejorar, pero ¿qué opinamos de habitar el dolor? Porque si duele la piel, los ojos y el corazón, te culpas, y ahí recuerda que las relaciones (monógamas) son de dos personas, entonces, esta construcción que se estaba realizando, terminó por AMBOS involucrados, ya sea porque una de ellas lo decidió o porque una de esas personas se encontraba sosteniendo la relación en soledad, u otras razones.

Habitar el dolor, significa tener la posibilidad de llorar, de sentir todo y de sentir nada, de pensar, y creer que se acaba el mundo. Eso si amigues, es importante que cuando nos encontramos terminando una relación denominada como “tóxica”, debemos acudir a terapia, por qué, porque las relaciones toxicas destruyen hasta nuestra visión de la realidad (hemos estado ahí amikes), y ahí es importante estar de la mano de un terapeuta que nos apoye en la angustia de buscar, de no poder soltar. La terapia nos da la mano en este camino, mucho amorsito para ti si te encuentras en ese proceso.

Para les amigues, que están leyendo esto en su rol de amigues, aquí es cuando es el momento de sentirse mas amigx que nunca, apoyar, acompañar, crear presencia, escucha, validación del dolor, es fundamental para darle a tu amigue las respuestas que busca  y también para estar atentis a si tu ser amadx necesita mas ayuda.

 

Enfrentamos la soledad, a veces se observa como un espacio sumamente aterrador, y que la sociedad nos oculta, y nos hace ver como negativo, así como pedir ayuda, o sentirse enfermo del dolor.

Son procesos que nos hacen humanos, nos hacen seres en desarrollo del espíritu y ese desarrollo nunca termina, abrazar la soledad es un hermoso camino de amor contigo mismx.

La más bella rebeldía ante el sistema, es que creemos nuestra propia capacidad de atendernos y amarnos, nos relacionamos con quienes somos, y te vas a dar cuenta como esas relaciones comienzan a cambiar cuando te liberas de lo que el mundo “espera” de ti.

Reconocerte, pensarte y establecer límites (literal escríbelos) te comenzarán a dar las coordenadas para ver cómo vas a comenzar esta nueva temporada en tu vida corazón.

 

Pauly crommatica

@crommatica

Psicóloga Clínica, especializada en Terapia Sistémica & Sexualidad Humana