39231 Views |  12

cómo nos afecta la luna y sus fases.

La luna  influye en nuestro estado de ánimo, varía nuestra vitalidad, capacidad intelectual, sensibilidad, etc. Su ciclo de 28 días, que es la duración de una vuelta completa alrededor de la tierra, afecta con la vibración específica según la fase en que se encuentra.
Generalmente las personas no conocen las fases lunares, su significado e importancia en el cotidiano vivir, de hecho muchos sólo conocen la luna llena porque la asocian con imágenes románticas, el hombre lobo y otros cuentos. Bien, ahora aprenderás a distinguir y diferenciar cada fase lunar, y podrás saber cómo utilizar la energía que se le asocia.
Las fases lunares tienen su origen en el continuo movimiento del Sol, la Tierra y la Luna. Son cuatro, duran siete días en promedio y en su conjunto completan un mes lunar de 28 días y medio, aproximadamente. Los meses lunares son trece, su punto de partida siempre será el día de luna nueva. En las cartas del Tarot 13 es el número del Arcano que representa la Muerte, el fin natural de un ciclo, la posibilidad de trascender, resurgir, renacer, resucitar a otro nivel de experiencia, cambio y evolución, siempre que se reciba con los brazos abiertos y la conciencia despierta.

SIMBOLISMO ESOTÉRICO
Una explicación esotérica de las lunas puede ser dada a través del simbolismo del Tarot y de la Numerología. En las cartas del Tarot el 13 es el número del Arcano que representa la Muerte, es decir, el fin natural de un ciclo, la posibilidad de trascender, resurgir, renacer, resucitar a otro nivel de experiencia, señala cambio y evolución siempre que se reciba con los brazos abiertos y la conciencia despierta.
En resumen, cada nueva luna trae la posibilidad de un nuevo comienzo, una nueva experiencia, un ciclo diferente o la oportunidad de hacer las cosas de otra manera. Por si fuera poco todo este simbolismo nos indica que también debemos tomar en cuenta que cada lunación se colorea e impregna de las típicas características del signo donde ocurre, otorgándole a cada Luna un sentido y una dirección específica.
El poder de la LUNA
Desde tiempos ancestrales, la Luna ha significado mucho más que un astro que brilla en las noches. Ha sido objeto de supersticiones, incógnitas, inspiración y leyendas.
El misterio que despierta ha seguido latente hasta nuestros días. Muchos agricultores todavía se dejan guiar por sus fases para los momentos de siembra y cosecha. A su vez, hay quienes aseguran que es durante la luna llena cuando surgen más accidentes y suicidios, confiriendo a este satélite natural cierto dominio sobre nuestra psiquis.
Algunas creencias han motivado a la comunidad científica a realizar diversos estudios respecto a la supuesta influencia que ejerce la luna en la naturaleza. Se ha comprobado que la marea varía según la fase lunar. También, que existen variaciones en la presión atmosférica y oscilaciones en la intensidad del campo magnético. Incluso, se ha observado que afecta los procesos metabólicos en los organismos vivos y la conducta del ser humano.
Sin embargo, todavía sigue siendo objeto de estudio las verdaderas causas que propician tales fenómenos. En el caso específico de la influencia psíquica, la comunidad científica todavía clasifica tales observaciones como especulaciones o supersticiones. En muchas de las investigaciones, las razones para esta conclusión descansan, más bien, no en el hecho de que no se observen ciertos cambios en el comportamiento humano, sino, en que no existe data suficiente que permita darles seriedad a tales aseveraciones.

LA INFLUENCIA PSIQUICA

Durante siglos, diversas culturas le han dado cierto aire de misticismo y poder a la Luna. “La naturaleza es sabia”, “El Universo nos ofrece en todo momento lo que necesitamos para nuestro progreso y la Luna es uno de esos recursos naturales”. Este satélite “influye en nuestro campo áurico o energía”. De hecho, por eso no es casualidad que se trate de “uno de los elementos que se utiliza en la astrología”.
De acuerdo con el conocimiento que se tiene sobre este astro, “la luna nueva es la que mayor influencia positiva ejerce en el ser humano”. Por el contrario, “el cuarto menguante y la luna negra son las menos favorables”.
Si observamos y prestamos atención a la influencia de la Luna, podemos tomar ventaja para mejorar nuestra salud física y espiritual”. De esta manera, “abrimos las puertas para que su magia nos ayude en nuestro diario vivir”.

LUNA NUEVA
La luna renace, inicia nuevo ciclo. Nuevos proyectos. Todo lo que comencemos bajo su influencia se verá favorecido. Tratamientos, viajes, estudios, siembras… No obstante, deberemos evitar la llamada “Luna negra” y esperar a que vuelva a aparecer la Luna en el cielo, aunque sea muy fina. Cuando miras al cielo, esta luna no está visible.
Percepción de una posibilidad La luna nueva simboliza un impulso para el inicio de un período, marcado por una intensa energía. En esta fase puedes sentir un fuerte deseo de hacer alguna cosa y generalmente no saber qué.
Ese día se puedes sentirte perturbado sin razón aparente, por lo tanto no se recomienda tomar decisiones o hacer cosas importantes.
Movimiento favorable para el recogimiento, visión e inspiración, planificación y percepción de todo lo que deseas poner en marcha durante los próximos 28 días.
Trata de no asumir actividades en exceso en los primeros tres días luego de la luna nueva, pues existe el riesgo de que caigas en confusión y estrés.
Si quieres que alguna acción o negocio quede en secreto, realízala ocho horas antes o después de la luna nueva. Es aconsejable mantenerse tranquilo, evitar discusiones o actividades que exijan mucha atención y desempeño personal.
Durante este periodo evita ingerir alimentos sólidos, (si quieres bajar de peso), opta por los jugos de frutas naturales y caldos de legumbres.
El ayuno se recomienda en esta fase, doce horas antes y después de la luna nueva.
Evita cortarte el pelo, porque el acelerado crecimiento, a la larga lo debilita. Si usas rasuradora, recuerda que el vello crecerá más rápido.
Es un tiempo favorable para abonar y arar el suelo, óptimo para la siembra de grama si se acompaña de tiempo lluvioso.
Es la fase indicada para abastecerse y acumular energía. Es tiempo de cuidar y restablecer.

ACTIVIDADES
• Establecer contacto con alguien que pueda ayudarte en alguna meta.
• Trabajar en las relaciones amorosas
• Hacerte tratamientos de belleza
• Pedir aumento de sueldo.
• Pedir préstamos bancarios.
• Tratamientos para la salud.
• Eliminar sustancias tóxicas con más rapidez.
• Deshacerse de una mala costumbre o hábito nocivo.
esta fase contribuye a la recuperación del mismo.

LUNA CRECIENTE

Esta fase de la luna se divide en 2 etapas en la primera, es decir 1 o 2 días después de la luna nueva, se comienza a ver en el cielo un pequeño cachito de luna.

Es momento de emprender proyectos y de hacer negocios, los tratos económicos darán fruto en unos diez días. Una luna tan delgada es el mejor horizonte para iniciar una relación. Tiempo de gran actividad, de nacimiento,  crecimiento.

En estos días se es más objetivo, productivo. Es momento de emprender proyectos y de hacer negocios, los tratos económicos que empieces ahora darán fruto en unos 10 días. En esta fase, el cuerpo tiene una disposición natural a absorberlo todo en mayor cantidad o más rápido, por lo tanto es mala época para comenzar una dieta es mas, trata de no comer comidas muy condimentadas , estás propens@ a hincharte.

La luna creciente es favorable para introducir cambios en viejos hábitos, modos de pensar, actuar y sentir.
Quieres tener plantas? es el mejor momento para plantar.
ACTIVIDADES

• Llevar a cabo cambios importantes en cualquier aspecto.
• Resolver asuntos de negocios.
• Proteger el hogar (hacer canalización de energías, realizar actos de bendición de propiedades, etc.).
• Hacer limpieza del aura.
• Estrenar casa o auto nuevo
• Empezar entrenamientos fisicos, deportivos y laborales

La segunda etapa de esta fase lunar comienza al séptimo día de haber iniciado la luna nueva. Para mayor efectividad, los rituales deben llevarse a cabo alrededor de la puesta del sol.

• Adquirir objetos de valor
• Fortalecer los lazos afectivos con las amistades.
• Desarrollar motivación.
• Practicar rituales sencillos (como el encendido de una vela para alguna invocación, etc.).

LUNA LLENA
Ahora al observar el cielo, verás el disco lunar a plenitud, reflejando la luz solar.
Culminación, éxito de todo lo que empezó en la luna creciente. Ahora está todo en su plenitud. Es el momento de dar a conocer las decisiones importantes, de hacer públicos los proyectos, es decir, de sacar a la luz todo lo que llevamos dentro, de confesar nuestros sentimientos. Es buena etapa para dejar atrás lo ya concluido, pero no es buena para iniciar nada. Nos ayuda a decidir cuando algo se ha terminado definitivamente, una relación, un trabajo, una situación. Los nacimientos son más probables en esta fase de la luna. También es buena época para iniciar un amor, un noviazgo o casarse, pero teniendo en cuenta que los días mejores son lo 2 días anteriores a la Luna llena.
Corresponde al día 14 de la fase lunar. Se cree que las plantas medicinales recogidas durante este periodo proveen mayor eficacia. lo que  fue estimulado en la luna Nueva y realizado en la luna Creciente llega a su máximo desarrollo.
Durante esta fase sentirás más necesidad de expansión social o mental. Las personas son más receptivas, las relaciones sociales se tornan más favorables. La fase de luna llena favorece la comunicación, si quieres que algo sea muy comentado, divulgado y conocido, hazlo ocho horas antes o después de esta fase.
No es buena idea someterse a cirugía durante esta fase, porque el riesgo de una hemorragia es mayor.

El día de luna llena suele estar marcado por un gran movimiento, excitación, alegría y expansión de las masas en general.
Esta fase es muy favorecedora de los asuntos afectivos, pues actúa como un verdadero afrodisíaco.

ACTIVIDADES
• Resolver asuntos legales.
• Desarrollar poderes psíquicos.
• Interpretar y prestar atención a sueños proféticos.
• Para atraer el amor y el matrimonio.
• Concebir una guagua
• Proteger a los niños
• Participar y preparar proyectos artísticos.
• Ganar competencias.
• Solicitar préstamos.
• Multiplicar dinero o adquirirlo mediante el juego.

Al cuarto día (aproximadamente) subsiguiente al inicio de la luna llena se le conoce como la luna de diseminación. Tiene una duración de tres días. Su influencia resulta conveniente para varias aspiraciones.
• Tomar decisiones importantes.
• Realizar gestiones asociadas a la protección y la seguridad
• Controlar el estrés.

LUNA MENGUANTE

A medida que la luna mengua, los proyectos -sobre todo los amorosos- corren el peligro de hacerlo con ella.

Nos conviene ser prudentes. Es tiempo de reposo. Terminar los proyectos, cerrar temas pendientes. Momento de repliegue, lentitud. Es tiempo de proyectar, reorganizarse.

Lo que se corte tardará más en crecer. Es momento de renovar fuerzas, interiorizarlas.

Esta fase representa un período final y al mismo tiempo el momento de prepararte para un nuevo ciclo de experiencias.

Es un período ideal para empezar alguna dieta. El cuerpo resistirá mejor y obtendrás resultados inmediatos.

Es un momento favorable para el inicio de tratamientos médicos, de limpieza o depuración a todo nivel. El pelo cuando es cortado en esta fase crece lentamente, más grueso y con la raíz fortalecida.

El trasplante de las plantas dará mejores resultados en esta fase. Además, hay quienes aseguran que las personas experimentan mayor energía para la realización de las tareas de la casa. También, existe la creencia de que las operaciones quirúrgicas tienen mayor éxito de recuperación durante estos días.

ACTIVIDADES
• Recomendable para canalizar la energía del hogar.
• Limpiar el campo áurico.
• Vencer la melancolía y la depresión.
• Triunfar en asuntos judiciales de gran magnitud.

En términos astronómicos, dentro de esta fase, a los tres días previos a la primera noche de la luna nueva se le conoce como luna negra. A esta etapa se le considera nefasta. Supuestamente durante estas noches se debe permanecer en el hogar y trabajar en meditaciones que inviten a la relajación. Puesto que se le considera “una fase lunar de desintegración, no deben tomarse decisiones de gran relevancia”. Dentro del aspecto positivo de esta etapa, se le considera propicia para obtener justicia y resolver peleas y guerras.